Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Primaria’ Category

padreHoy queremos agasajar a todos los padres en su día con este cuento que nos hace reflexionar sobre la importancia de la figura y presencia paterna en la vida de nuestros hijos. Para todos ellos un muy feliz día.

En la reunión de padres de familia de una escuela, la directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos. Ella entendía que aunque la mayoría de los padres de la comunidad eran trabajadores, debían encontrar un poco de tiempo para dedicar y pasar con los niños. Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana.

Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo y cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya estaba acostado.

Explicó además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia. Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba reemplazar esa falta dándole un beso todas las noches cuando llegaba a su casa y para que su hijo supiera que él le había ido a ver mientras dormía, hacía un nudo en la punta de la sábana. Cuando mi hijo despierta y ve el nudo, sabe que su papá ha estado allí y lo ha besado. El nudo es el medio de comunicación entre nosotros.

La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando comprobó que el hijo de aquel hombre era uno de los mejores alumnos de la escuela.

Este hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse con otros. Aquél padre encontró su forma, una forma simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía a través del nudo, todo el afecto de su papá.
Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de decir las cosas que olvidamos lo principal que es la comunicación a través del sentimiento.

Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban para aquél hijo, muchísimo más que un montón de regalos o disculpas vacías.

Es válido que nos preocupemos por las personas, pero lo más importante es que ellas sepan y puedan sentir nuestra preocupación y cariño por ellas.

Para que exista la comunicación, es necesario que las personas «escuchen» el lenguaje de nuestro corazón, ya que los sentimientos siempre hablan más alto que las palabras.

Es por ese motivo que un beso, revestido del más puro afecto, cura el dolor de cabeza, el golpe de la rodilla o el miedo a la oscuridad.

Las personas tal vez no entiendan el significado de muchas palabras, pero saben distinguir un gesto de afecto y amor, aunque ese gesto sea solamente un nudo en la sábana. Un nudo cargado de afecto, ternura y amor.”

 

Read Full Post »

Bases del I Concurso de Fotografía Digital

concurso fotograficoWEl Inst. Ntra. Sra. del Huerto invita a participar en su 1° Concurso de Fotografía Digital, de acuerdo a las siguientes bases:

Artículo 1°.- Podrán participar en el certamen fotográfico todas los alumnos regulares del establecimiento desde 6º grado de la escuela primaria Nº 89 “Manuel Belgrano” hasta 6º año de la escuela secundaria D41.  No obstante lo anterior, el Instituto podrá dejar fuera del concurso a cualquiera de los concursantes que por motivos comprobados previamente, no hayan tenido una participación personal en el trabajo enviado.

Artículo 2°.- El tema del certamen es: “CAPTURA LA VERDADERA AMISTAD”.

Artículo 3°.-  Se permite hasta 2 (dos) fotografías por persona. En caso que se presenten obras en un formato distinto al señalado quedarán automáticamente eliminados del concurso.

Artículo 4°.- El plazo de recepción de las obras será desde el día lunes 30 de junio del 2014 hasta el día viernes 04 de julio del 2014. Las fotografías que no se presenten en el plazo mencionado, no serán consideradas en el concurso.

Artículo 5°.- Los participantes deberán ingresar sus trabajos fotográficos en:

Vía mail a través del correo electrónico de la Institución, huertovictoria41@gmail.com, con la referencia “CONCURSO FOTOGRAFICO”. En asunto el  participante debe ingresar el  nombre de la obra y entregar en biblioteca un sobre cerrado con el nombre de la obra y adentro nombre y apellido del autor. Este sobre será abierto el día de la entrega de premios.

Artículo 6º: La elección de la obra ganadora será determinada por un jurado integrado por docentes de la Institución  y especialistas en fotografía. Para la elección se establecen dos categorías:

MENORES: alumnos de 6º grado de la escuela primaria, 1º y 2º CBC de la escuela secundaria.

 MAYORES: alumnos de 3º CBC y 4º,5º y 6º CSO de la escuela secundaria.

Artículo 7°.- Los resultados del certamen serán dados a conocer el día 11 de julio del 2014. Los nombres de los ganadores serán inapelables y de carácter definitivo.

Artículo 8°.- Se entenderá que toda persona que participe en la promoción, ha conocido y acepta íntegramente estas bases, careciendo de derecho a deducir reclamo o acción de cualquiera naturaleza en contra del organizador y/o de quienes actúen en su nombre. Los Organizadores se reservan el derecho de iniciar las acciones  que procedan en caso de detectar irregularidades durante el concurso, tales como falsificación, suplantación de personas, adulteración de información, duplicación de Internet u otro similar.

Artículo 9°.- El concurso es sólo para cámaras de aficionados y celulares, no se permitirán fotografías scaneadas, photoshop, ni uso o intervención de filtros. La sola duda de los organizadores del concurso puede implicar la eliminación del trabajo enviado.

Artículo 10°.- Cada concursante participará con 2  fotografías. Las fotografías deben ser digitalizadas ya que no se recibirán originales en papel u otro formato. Las obras que no cumplan con todos los requisitos no serán juzgadas ni consideradas, declarándoselas automáticamente fuera del concurso.

 

Read Full Post »

Compartimos un Documental sobre la vida de la Beata María Crescencia Pérez de Pergamino (Buenos Aires, Argentina) realizado por el Gobierno de Pergamino.

María Crescencia, nació en la localidad de San Martín un 17 de agosto de 1897, transcurrió su infancia en Pergamino, lugar donde se afincó su familia y descansan sus restos.
María Crescencia hizo su profesión religiosa en el Instituto de las Hermanas de Nuestra Señora del Huerto el 7 de septiembre de 1918. Padeció una grave enfermedad y murió en Vallenar (Chile) el 20 de mayo de 1932, después de una vida sencilla y generosa.
En el año 2011 el Vaticano reconoció un milagro y el Papa Benedicto XVI la declaró Beata, constituyéndose en la primera beata bonaerense.

Read Full Post »

esc cea

Declaración “Felices los que trabajan por la paz”

Los obispos argentinos 8 de mayo de 2014

1. Como pastores del pueblo de Dios -del que provenimos y al que queremos servir, nos dirigimos a todos los miembros de la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad, para compartir nuestra mirada sobre un aspecto inquietante de la realidad nacional. Constatamos con dolor y preocupación que la Argentina está enferma de violencia. Algunos de los síntomas son evidentes, otros más sutiles, pero de una forma o de otra todos nos sentimos afectados. Queremos detenernos a reflexionar sobre este drama porque creemos que el amor vence al odio y que nuestro pueblo anhela la paz.

2. Son numerosas las formas de violencia que la sociedad padece a diario. Muchos viven con miedo al entrar o salir de casa, o temen dejarla sola, o están intranquilos esperando el regreso de los hijos de estudiar o trabajar. Los hechos delictivos no solamente han aumentado en cantidad sino también en agresividad. Una violencia cada vez más feroz y despiadada provoca lesiones graves y llega en muchos casos al homicidio. Es evidente la incidencia de la droga en algunas conductas violentas y en el descontrol de los que delinquen, en quienes se percibe escasa y casi nula valoración de la vida propia y ajena. La reiteración de estas situaciones alimenta en la población el enojo y la indignación, que de ninguna manera justifican respuestas de venganza o de la mal llamada “justicia por mano propia”. La creciente ola de delitos ha ganado espacio en los diversos medios de comunicación, que no siempre informan con objetividad y respeto a la privacidad y al dolor. Con frecuencia en nuestro país se promueve una dialéctica que alienta las divisiones y la agresividad.

3. No se puede responsabilizar y estigmatizar a los pobres por ser tales. Ellos sufren de manera particular la violencia y son víctimas de robos y asesinatos, aunque no aparezcan de modo destacado en las noticias. Conviene ampliar la mirada y reconocer que también son violencia las situaciones de exclusión social, de privación de oportunidades, de hambre y de marginación, de precariedad laboral, de empobrecimiento estructural de muchos, que contrasta con la insultante ostentación de riqueza de parte de otros. A estos escenarios violentos corremos el riesgo de habituarnos sin que nos duela el sufrimiento de los hermanos. Todo lo que atenta contra la dignidad de la vida humana es violación al proyecto de amor de Dios: la desnutrición infantil, gente durmiendo en la calle, hacinamiento y abuso, violencia doméstica, abandono del sistema educativo, peleas entre “barrabravas” a veces ligadas a dirigentes políticos y sociales, niños limpiando parabrisas de los autos, migrantes no acogidos e, incluso, la destrucción de la naturaleza. Hemos endurecido el corazón incorporando estas desgracias como parte de la normalidad de la vida social, acostumbrándonos a la injusticia y relativizando el bien y el mal. Es creciente la tendencia al individualismo y egoísmo, de los cuales despertamos sobresaltados cuando el delito nos afecta o toca cerca. El Papa Francisco señala que “se ha desarrollado una globalización de la indiferencia…” (Evangelii Gaudium 54).

4. Pero no nos ayuda culpar a los demás. Para lograr una sociedad en paz cada uno está llamado a sanar sus propias violencias. Es necesario reconocer las diversas crisis por las que atraviesa la familia, que es la primera escuela de paz. En ella aprendemos la buena noticia del amor humano y la alegría de convivir. Muchos niños y adolescentes crecen solos y en la calle provocando el debilitamiento de los vínculos sociales. Esto también repercute en la escuela. Episodios de violencia escolar se desarrollan ante la mirada pasiva de algunos hasta que es demasiado tarde. Muchos jóvenes ni estudian ni trabajan, quedando expuestos a diversas formas de violencia.

5. La corrupción, tanto pública como privada, es un verdadero “cáncer social” (EG 60), causante de injusticia y muerte. Desviar dineros que deberían destinarse al bien del pueblo provoca ineficiencia en servicios elementales de salud, educación, transporte. Estos delitos habitualmente prescriben o su persecución penal es abandonada, garantizando y afianzando la impunidad. Son estafas económicas y morales que corroen la confianza del pueblo en las instituciones de la República, y sientan las bases de un estilo de vida caracterizado por la falta de respeto a la ley. A ello se agregan mafias del crimen organizado sin freno dedicadas a la trata de personas para la esclavitud laboral o sexual, el tráfico de drogas y armas, los desarmaderos de autos robados, etc.

6. Para construir una sociedad saludable es imprescindible un compromiso de todos en el respeto de la ley. Desde las reglas más importantes establecidas en la Constitución Nacional, hasta las leyes de tránsito y las normas que rigen los aspectos más cotidianos de la vida. Sólo si las leyes justas son respetadas, y quienes las violan son sancionados, podremos reconstruir los lazos sociales dañados por el delito, la impunidad y la falta de ejemplaridad de quienes tenemos alguna autoridad. La obediencia a la ley es algo virtuoso y deseable, que ennoblece y dignifica a la persona. Esto vale también para los reclamos por nuestros derechos, que deben ser firmes pero pacíficos, sin amenazas ni restricciones injustas a los derechos de los demás. Frente al delito, deseamos ver jueces y fiscales que actúen con diligencia, que tengan los medios para cumplir su función, y que gocen de la independencia, la estabilidad y la tranquilidad necesarias. La lentitud de la Justicia deteriora la confianza de los ciudadanos en su eficacia. Algunos profesionales suelen utilizar de modo inescrupuloso artilugios legales para burlar o esquivar la justicia: también esto es inmoral.

7. La cárcel genera en la sociedad la falsa ilusión de encerrar el mal, pero ofrece pocos resultados. El sistema carcelario debe cumplir su función sin violar los derechos fundamentales de todos los presos, cuidando su salud, promoviendo su reeducación y recuperación. Nos duele y preocupa que casi la mitad de los presos no tenga sentencia. La mayoría de ellos son jóvenes pobres y sin posibilidades para contratar abogados que defiendan sus causas. Ningún delito justifica el maltrato o la falta de respeto a la dignidad de los detenidos. Gracias a Dios algunos cumplen la palabra de Jesús: “Estuve preso y me visitaron” (Mt 25,36).

8. Nos estamos acostumbrando a la violencia verbal, a las calumnias y a la mentira, que “socava la confianza entre los hombres y rompe el tejido de las relaciones sociales” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2486). Urge en la Argentina recuperar el compromiso con la verdad, en todas sus dimensiones. Sin ese paso estamos condenados al desencuentro y a una falsa apariencia de diálogo.

9. Estos síntomas son graves. Sin embargo, en el cuerpo de nuestra sociedad se encuentran también los recursos para afrontar el paciente camino de la recuperación. Todos estamos involucrados en primera persona. Destacamos, ante todo, el profundo anhelo de paz que sigue animando el compromiso de tantos ciudadanos. No hay aquí distinción entre creyentes y quienes no lo son. Todos estamos llamados a la tarea de educarnos para la paz.

10. Nosotros creemos que Dios es “fuente de toda razón y justicia” y que los peores males brotan del propio corazón humano. El vínculo de amor con Jesús vivo cura nuestra violencia más profunda y es el camino para avanzar en la amistad social y en la cultura del encuentro. A esto se refiere el Papa Francisco cuando nos invita a “cuidarnos unos a otros”. Jesús nos enseñó que “Dios hace salir el sol sobre buenos y malos y hace llover sobre justos e injustos” (Mt 5, 45). No hay persona que esté fuera de su corazón. En su proyecto de amor la humanidad entera está llamada a la plenitud. No hay una vida que valga más y otras menos: la del niño y el adulto, varón o mujer, trabajador o empresario, rico o pobre. Toda vida debe ser cuidada y ayudada en su desarrollo desde la concepción hasta la muerte natural, en todas sus etapas y dimensiones. Jesús es nuestra Paz, en él encontramos Vida y Vida abundante. A Él volvemos nuestra mirada y en Él ponemos nuestra esperanza para renovar nuestro compromiso en favor de la vida, la paz y la salud integral de nuestra querida Patria. Jesús nos dice: “Felices los que trabajan por la paz…” (Mt 5,9). Muchos ya lo están haciendo. Hay destacables iniciativas en escuelas, parroquias, clubes, talleres artísticos y otras organizaciones de la sociedad. Los alentamos a seguir siendo instrumentos de paz. Exhortamos particularmente a la dirigencia a desarrollar un diálogo que genere consensos y políticas de estado para superar la situación actual.

11. La Virgen de Luján, presente en el corazón creyente de tantos argentinos y argentinas, nos anima y acompaña en nuestro empeño “…porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes…” (EG 288)

Los obispos argentinos
Pilar – 107 Asamblea plenaria
8 de mayo de 2014, Solemnidad de Nuestra Señora de Luján

Read Full Post »

Partiendo del lema. “Ges­tando competencias para una educación integral”, nos lleva a pensar en la res­ponsabilidad que tenemos todos los adultos educadores en la vida de un niño, de un adolescente, del joven de hoy.

                Creo que en los tiempos que esta­mos viviendo, la familia no puede estar fuera de esta tarea educado­ra, si bien en los últimos años, la misma ha perdido fuerzas en esa función primordial, urge replantearse esta cuestión y retomar el compromiso sin desligarse o depo­sitar a los hijos en la escuela. Es común escuchar a los padres decir: “Ya no puedo más”, “No sé que hacer con mi hijo..” ó “Se me va de las manos esta situación”. Los padres son educadores por el hecho de ser padres, no necesitan un título añadido, su labor edu­cativa no se agota en procurarles simplemente el “bien-estar”, sino que mira al “SER”, ayudan a que sus hijos lleguen a ser personas que puedan satisfacer sus nece­sidades biológicas, afectivo-relacionales y espirituales. Educar a un hijo no es lograr que “esté contento” a toda costa, que no le falte nada. Educarle es favorecer su desarrollo como Persona en sus conocimientos, en sus comporta­mientos, en sus convicciones y ac­titudes. La persona se logra cuan­do se siente amada y puede amar. Por otra parte, SÓLO QUIEN AMA EDUCA DE VERDAD. Por lo tanto cuando a los padres se les va de las manos la situación ó no sabe que hacer con su hijo, sin duda está mostrando que algo ha fallado. NO SE PUEDE CON­CEBIR QUE UN NIÑO O UN ADO­LESCENTE MANEJE Y MANIPULE LA SITUACIÓN FAMILIAR. Te has puesto a pensar en esto..’? ¿Toda la dinámica familiar en manos de niños y adolescentes?…Sí, las­timosamente es lo que se obser­va más de lo que quisiéramos, no tengo aquí el espacio suficiente como para compartir casos con­cretos, pero me atrevo a dar algu­nas hipótesis, desde una mirada al contexto familiar. Hipótesis A: Hay una crisis en la estructura y dinámica familiar Hipótesis B: Hay una crisis en la función socializadora de la familia Esto nos lleva a observar, como con­secuencia, las serias dificultades que existen hoy en la escuela, los maes­tros y profesores tampoco saben qué hacer, dicen: “Yo a este curso no entro más”, ó en casos extremos, sa­len llorando del curso, porque no se han preparado para esto. El docen­te estudia para enseñar. Entonces, qué está pasando ¿pro­creamos niños indefensos y los convertimos en monstruos que nos devoran?, ¿Porqué el niño y adolescente demanda constan­temente a sus adultos: padres y docentes, principalmente a los padres? Creo y estoy convencida que lo hacen porque estamos fa­llando en la base: LA FAMILIA. Los padres tienen miedo de poner límites a sus hijos, de transmitir con firmeza los valores, porque no están educando a la Persona integral, solamente están dando respuesta a una sociedad de con­sumo, respondiendo en forma des­medida a las demandas del niño ó adolescente, sin enseñarles el valor de las cosas, sin tomarse el tiempo para compartir, dialogar, mimar, corregir y exigir. Una pedagogía de la proximidad, del contacto hu­mano, del AMOR, debe ir acom­pañada indefectiblemente de la pedagogía de la exigencia, hacien­do referencia a mi gran amigo el Hno. Eugenio Magdaleno en su li­bro Hijos de la Posmodernidad. Por eso considero no sólo funda­mental, sino urgente trabajar en forma conjunta : Familia y Escue­la, dos instituciones básicas en la vida del niño, como un binomio inseparable que apunte a la mis­ma dirección.

                Si bien esta propuesta ya la he presentado en el año 2003, en un seminario en Curso de Rectores , donde se ha trabajado esta temá­tica, con la propuesta de Escuelas de Padres, hoy insisto y convoco a todos los educadores para que juntos pongamos la mirada en el niño, el adolescente y su familia. Pensar en programas de Orienta­ción familiar es fundamental y es la ESCUELA la institución que recibe en su seno a cada familia con toda su problemática. Desde este nuevo espacio: FAMI­LIA-ESCUELA, se pretende brin­dar este apoyo y asesoramiento a todas las instituciones que quie­ran sumarse a este desafío. La propuesta es que cada insti­tución educativa cuente con una ESCUELA DE PADRES, para que desde allí, la FAMILIA encuen­tre su espacio como parte de la comunidad educativa. Necesita­mos padres protagonistas y com­prometidos, no espectadores. Por otro lado propongo también la formación de Centros de Aseso­ramiento y Orientación familiar, desde donde se pueda orientar y contener a la FAMILIA. Los Padres son los primeros evangelizadores de los hijos, don pre­cioso del Creador, comenzando por la enseñanza de las primeras oraciones. Así se va construyen­do un universo moral enraizado en la voluntad de Dios, dentro del cual el hijo crece en valores hu­manos y cristianos que dan pleno sentido a la vida. Benedicto XVI.

 Lic. Blanca Operuk

“Lic. en Psicoedagogía, Magister en Psicología.

Extraido de CONSUDEC

Read Full Post »

SIDECREER S. A., Dirección de Educación Secundaria y la Comisión del Bicentenario dependientes del Consejo General de Educación convocan a la elaboración de una  canción para participar del “CERTAMEN: UNA CANCIÓN POR EL BICENTENARIO” dada la significación que implica esta celebración.

Ver Bases

Concurso BICENTENARIO

Read Full Post »

El origen de la devoción y el culto a Nuestra Señora del Huerto se remonta a años lejanos, precisamente a finales del siglo XIV.
En la primavera del año 1493, la ciudad de Chiávari, Italia, fue aquejada por una gravísima epidemia, procedente de Génova, ciudad con la que mantenía una fuerte comunicación, que llenó de terror a todos sus habitantes, causando numerosas muertes.
Una mujer de Chiávari, María Turquina Quercio, acudió a La Madre de Dios y oró constantemente, iluminada por su fe y su solidaridad hacia sus hermanos, pidiéndole que alejara de su pueblo el terrible flagelo que lo azotaba y prometiéndole una señal de público reconocimiento si se le concedía la gracia.
Su esperanza no fue defraudada, y milagrosamente, la aterradora epidemia desapareció, y la buena mujer, en señal de gratitud a María Santísima, mandó pintar su sagrada Imagen en un muro que daba a la calle más concurrida de Chiávari, llamada “La calle de Los Huertos”, con la intención de que los que por allí pasaran pudiesen más fácilmente alabar y rezar a La Santísima Virgen. El  trabajo fue encomendado a un reconocido pintor,  Benito Borzone, quien logró expresar de un modo admirable la idea de la bondad y el poder de María. La pintura representa a la Virgen en el acto de estrechar en su seno con la mano izquierda al niño Jesús, que se toma de su cuello, mientras que con la mano derecha sostiene alzado el pequeño brazo del Niño, para bendecir a la ciudad y a cualquiera que tuviese la gracia de pasar delante de ella. En torno a la cabeza de La Virgen se leen las palabras del saludo angélico: “Ave gratia plena”, y más en alto, la frase bíblica: “Hortus Conclusus”.

La nueva Imagen, por la profunda verdad teológica que encarna y la eficaz manera de la disposición de las figuras y el colorido, suscitó muy pronto una gran devoción. Por el nombre en que fue pintado el cuadro, la Imagen recibió el nombre de “Virgen del Huerto”.
La Virgen  y su milagros

La noche del 18 de diciembre de 1609, Gerónima Turrio, una lavandera del barrio de Rupinaro, rezaba frente a la Virgen cuando, repentinamente, la pintura comenzó a irradiar una luz intensa,  y como su hijo se encontraba en grave peligro. Lo encomienda a María. El hijo, a los pocos días, vuelve a casa, sano y salvo.  El prodigio se conoció en los alrededores y al cabo de un tiempo, cientos de peregrinos comenzaron a acudir al lugar para implorar gracias.
La devoción hacia Nuestra Señora del Huerto se vio reforzada el 2 de julio de 1610 cuando, en horas de la mañana, se le apareció a Sebastián Descalzo, un humilde poblador de las inmediaciones, quien en esos momentos caminaba desde su casa al suburbio de Carasco, recitando sus oraciones.
Transitaba Sebastián recitando sus oraciones por la plaza de la ciudad  cuando vio sobre los mismos un gran resplandor, y en medio de la gran luz, una majestuosa figura de mujer, que avanzaba lentamente hacia la plaza, acompañada por dos antorchas sostenidas por ángeles invisibles. El joven tuvo miedo y se alejó en dirección al puerto, pero su gran curiosidad venció al miedo y se detuvo para ver hacia donde se dirigía la aparición, pensando que podría ser La Madre del Señor. Y observó asombrado que la majestuosa Señora se detenía frente a su Imagen, iluminándola completamente con un potente resplandor, luciendo un hermoso manto celeste, más tarde se elevó y desapareció perdiéndose en la cegadora luz.

Con el alma llena de alegría por haber visto con sus propios ojos a La Madre de Dios, Sebastián regresó a Chiávari y narró su extraordinaria aventura a cuantos encontraba en el camino.

Poco después, comenzaron los milagros. Una rajadura que atravesó el muro de un extremo a otro de la pintura, en el nicho apareció una rajadura del ancho de un dedo, que, atravesando transversalmente la imagen por el lado derecho de la cabeza iba a terminar en el flanco izquierdo, de tal modo que dejaba intacto al Niño Jesús.
Esta se reparó sola, sin la intervención de ningún albañil. De la peligrosa fisura no quedó más que una señal apenas visible, y esto fue como un testimonio del prodigio de la aparición. Los que testificaron declararon que después de haber desaparecido ésta, la imagen de María aparecía más hermosa.
Otro día, frente a su imagen, dos enemigos acérrimos fray Miguel Raggio y Battino Marini, se reconciliaron dándose el abrazo de la paz y al cabo de un tiempo se producían curaciones, se solucionaban diferendos y se concedían peticiones, todo por medio de la Virgen del Huerto.

Read Full Post »

Older Posts »